Interpretación simultánea: tácticas para salir avante

Escrito por Ana Cecilia Alduenda Peña

A pesar de las diferentes estrategias de preparación para una interpretación simultánea, en ocasiones se presentan problemas al interpretar debido a “limitaciones en la capacidad de procesamiento, errores en la gestión de la capacidad de procesamiento, así como lagunas en la “Base de Conocimiento” de los intérpretes.” (Gile, Daniel. Basic Concepts and Models for Interpreter and Translator Training. (Ámsterdam y Philadelphia: John Benjamins, 1995), 191-201).

Como sostiene Daniel Gile

[1], muchos de estos problemas suelen presentarse inclusive en intérpretes con una sólida reputación y una larga experiencia profesional. Algunos profesionales se han referido a la interpretación como “manejo de crisis” y, dadas nuestras experiencias cotidianas, estas palabras resultan adecuadas para describir una faceta de nuestro trabajo.

Tales dificultades afectan la comprensión y la producción. Es así que, cuando advertimos esto, tendemos a usar diversas tácticas para hacer frente a una interpretación simultánea. Estas tácticas constituyen una habilidad práctica esencial en nuestra actividad, y se pueden enseñar con ejercicios prácticos de prueba y corrección: prueba por parte del alumno, y correcciones por parte del instructor.

De acuerdo con la investigación de Daniel Giles, las tácticas de comprensión que empleamos como intérpretes para sacar avante una interpretación simultánea son:

  1. Demorar la respuesta

Si existe un problema de comprensión, el intérprete puede responder de inmediato demorando su respuesta por un momento (desde una fracción de segundo hasta unos cuantos segundos) a efectos de tener tiempo para pensar mientras recibe más información del discurso en el idioma fuente. Tras este lapso, quizás tenga que recurrir a otras tácticas.

       2.Reconstruir el segmento con la ayuda del contexto

Si el intérprete no escuchó ni entendió bien una cifra, un nombre, un término, etc., puede intentar reconstruirlo en su mente utilizando su conocimiento de la lengua y de la temática de la conferencia, así como su conocimiento extralingüístico (contexto o situación actual, etc.).

Este proceso puede sin duda convertirse en una labor consciente y, si es acertado, puede llevar a recuperar toda la información. Sin embargo, conlleva esperar un poco hasta que haya más información disponible.

         3.Acudir al concabino

Durante una interpretación simultánea, hay un intérprete activo que produce un discurso en la lengua objetivo y otro pasivo que escucha, pero no habla. Este último tiene más probabilidades de entender segmentos difíciles del habla, puede consultar un glosario, buscar un término en Internet o inclusive consultar con un experto que pudiese estar presente en la conferencia o con los organizadores de la misma a fin de utilizar el término “in-house” adecuado, como a mí me gusta denominarlo. Después, el intérprete pasivo puede darle esta información al activo. Ambos intérpretes deben acordar de antemano qué indicación emplearán para brindar esta ayuda: una mirada, un movimiento de la cabeza, anotar nombres, cifras, términos difíciles, etc.

Como afirma Gile, ésta es una muy buena táctica que “no implica mucho tiempo ni capacidad de procesamiento, y aprovecha el conocimiento y la inteligencia de dos personas […] y mejora las posibilidades de encontrar la información, a diferencia de emplear sólo los recursos de una persona.

También subraya que los profesores deben enfatizar “el valor de la cooperación entre intérpretes, al igual que su importancia en el marco de la ética profesional a fin de ofrecer a los clientes un mejor servicio. También se deben resaltar los aspectos prácticos de dicha cooperación, en particular una escritura legible y grande.”

Siempre he pensado que interpretar en una cabina es un trabajo de equipo, producto de un empeño conjunto: estamos en la cabina para apoyarnos, y ambos intérpretes tienen la responsabilidad de ayudar al otro, no sólo en términos del trabajo, sino también siendo educados y respetuosos, esto es, comportándonos con buenos modales en la cabina, sin importar la situación, para hacer que nuestra labor sea lo más grata posible.

       4.Consultar documentos en la cabina

Si el colega pasivo no está en la cabina, el intérprete activo puede afrontar la situación consultando documentos que tenga enfrente.

Personalmente, me he percatado de que usar post-its coloridos y brillantes, así como un marcador de textos funciona muy bien para términos difíciles de recordar o que parecen trabalenguas, así como para abreviaturas o acrónimos mencionados muchas veces durante la interpretación, además del respectivo glosario en formato electrónico. A veces será necesario imprimir los glosarios debido a restricciones de seguridad que no permiten el acceso con dispositivos electrónicos de ninguna índole. Asimismo, si suelo interpretar un tema específico, e. g., medicina, cuestiones jurídicas etc., hago mis glosarios en una libreta con los términos ordenados alfabéticamente.

Gile asevera que “los documentos se deben colocar, clasificar y marcar en la cabina de tal forma que se minimice el tiempo necesario para acceder a ellos y reconocer sus números de identificación o títulos, posiblemente apilándolos por idioma, clasificándolos por secuencia numérica, tipo de documento, etc.”

El viejo refrán que reza “la práctica hace al maestro” aplica siempre para mejorar nuestras habilidades de interpretación simultánea. De ahí la importancia de la práctica deliberada, jamás suponer que ya sabemos todo lo que hay que saber y, en consecuencia, quedarnos en nuestra zona de confort.

Tenemos que aspirar a más, continuar preparándonos y realmente disfrutar lo que hacemos porque, si no es así, interpretar conferencias en modalidad simultánea podría volverse agobiante.

Concluyo con lo que el filósofo chino Confucio atinadamente afirmó: Elige un trabajo que te guste, y jamás tendrás que trabajar un solo día de tu vida.”

[1] Daniel Gile, Profesor Emérito de la Université Paris 3 Sorbonne Nouvelle, Intérprete de Conferencias, AIIC, Miembro de la Sociedad Europea de Estudios de Traducción.

©Copyright Ana Cecilia Alduenda Peña. Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción parcial y total sin autorización expresa por escrito.
By | 2017-06-16T20:53:27+00:00 February 10th, 2017|Posts|6 Comments

About the Author:

6 Comments

  1. Gio 11/02/2017 at 9:20 am - Reply

    Good points, Ana Cecilia. I offer one option regarding presentation using slides. I, sometimes, create a presentation specific slide adding a suggestion of title (so my colleague and I can discuss options), the speakers’ quick bio (universities, titles), and terms per slide. This way, if in a specific talk I only have three words in two slides out of 25-30, I do not have to search a large glossary.

    Thanks for this piece. I wish I could write in Spanish as well as I can understand it.

  2. Gio 11/02/2017 at 9:21 am - Reply

    One correction: I create a presentation specific glossary. Sorry.

    • Ana Cecilia Alduenda Peña 12/02/2017 at 8:26 pm - Reply

      Thanks for reading the article Gio. Actually, I do the same as you: a glossary per PowerPoint and also include the speakers’ resume, tenures, professorships, etc. 😊Kind regards from 🇲🇽

  3. Erika Ordóñez 13/02/2017 at 10:04 am - Reply

    Interesante! Para intérpretes de Lenguas de Señas algunos puntos tendriamos que adecuarlos a nuestro desempeño, buen artículo que me lleva a reflexionar similitudes y diferencias entre los ILO y los ILS. Gracias!

    • Ana Cecilia Alduenda Peña 13/02/2017 at 12:09 pm - Reply

      Gracias Érika por tus comentarios. En Facebook una intérprete de señas de otro país comentó que, en el caso de ILS, el intérprete pasivo se coloca enfrente del activo para brindarle apoyo.

  4. Georganne Weller 20/02/2017 at 11:43 am - Reply

    Gracias Ana Ceci: Tres puntos:

    1. Conozco el artículo original y tu traducción es muy buena, gracias.
    2. Tengo muchos artículos y hasta libros que ha editado Daniel Gile y están a tus órdenes, igual que a las órdenes de cualquier colega interesado. HACE FALTA LEER MAS.
    3. Justo, HACE FALTA LEER MAS. Lamentablemente la gran mayoría de los intérpretes profesionales creen es todo es lirico o cuestión de idioma y no es así, hay mucho que podemos aprender y aplicar de las muchas investigaciones que se han realizado en Europa, Canadá, EUA, China y el Japón. Brillan por su ausencia estudios de fondo de Mesoamérica para abajo. Yo tengo varias publicaciones y otros compañeros también han aportado su granito de arena, pero no les llegamos ni a los talones de las tesis de maestría y doctorado en los países donde hay un gran respeto y campo de acción para el intérprete de conferencias.

    Enough is enough… gracias por tu esfuerzo.

Leave A Comment